Susto entre comerciantes de Colombia por las marchas que vienen


Fenalco, el gremio de los comerciantes, manifestó su preocupación por la reanudación de las marchas y cacerolazos, este 21 de enero. 

Según el presidente del gremio, Jaime Alberto Cabal, lo más preocupante para el sector es que estas movilizaciones posterguen la aprobación de leyes decisivas para el país y den paso a propuestas populistas.

Susto entre comerciantes de Colombia por las marchas que vienen

El gremio recordó además que no solo las grandes empresas, con sus sedes en lugares como la Carrera Séptima en Bogotá, sino también los pequeños comercios como cigarrerías, cafeterías, locales de ropa, etc., tienen una caída de ventas de entre 60 % y hasta 80 %, en un día de movilizaciones.


Incluso, el gremio también habló de una afectación de 70 % en la productividad de los negocios, es decir, de las actividades que se podrían realizar.

La preocupación adicional de los comerciantes, además de un día de pérdidas, son las horas siguientes que se traducen en gastos para arreglar fachadas que resultan de los grafitis en las paredes, o cuando hay desórdenes, pues terminan rotas las ventanas y golpeadas las puertas o el mobiliario.

En ese sentido, los comerciantes urgieron al Gobierno y a los promotores del paro a retomar el diálogo y encontrar una pronta salida para evitar serias repercusiones económicas, ad portas de la temporada de fin de año.

Sin embargo, pese a lo anterior el sector reportó un cierre de año aceptable, pues para el 41 % de los comerciantes, las ventas expresadas en cantidades físicas, aumentaron 20% con respecto al 2018.

“Presenciamos un nuevo escenario y es que los consumidores ya no concentran sus compras entre el 16 y el 24 de diciembre, sino que muchos las anticipan, motivados por los descuentos que se hacen en noviembre, especialmente vía comercio electrónico”, destacó la bitácora del gremio.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO