Garavito, ‘Popeye’ y Rafael Uribe en huelga de hambre desde la cárcel

Garavito, ‘Popeye’ y Rafael Uribe en huelga de hambre desde la cárcel

Por presuntas violaciones a sus derechos como reos, los reconocidos John Jairo Velásquez alias ‘Popeye, Rafael Uribe Noguera y Luis Alfredo Garavito, entraron este jueves en huelga de hambre junto a los más de 1.400 reclusos de la cárcel de Valledupar ‘La Tramacúa’.

Garavito, 'Popeye' y Rafael Uribe en huelga de hambre desde la cárcel

Los argumentos de los condenados estarían en las supuestas vulneraciones a sus derechos, debido a los aparentes tratos crueles que están recibiendo.

Según informe del diario El Heraldo, a las pretensiones de la huelga se han sumado varios reclusos de los patios de tratamiento especial, el cual está destinado para personajes con perfil de alto peligro.

Cabe recordar que varios de estos reclusos tienen características similares a los criminales referidos anteriormente, por haber sido hallados culpables de delitos de alta gravedad y con alta repercusión social. Entre los más renombrados están:

Luis Alfredo Garavito Cubillos, reconocido abusador y asesino de niños, fue hallado culpable de cometer repugnantes crímenes contra aproximadamente 200 menores de edad; Rafael Uribe Noguera, el arquitecto que fue encontrado culpable de la violación, tortura y asesinato de la pequeña Yuliana Samboní de 7 años, en el 2016; Levith Rúa, alias ‘La Bestia del Matadero’ y ‘El monstruo de la sexta entrada’, expolicía que fue capturado y hallado culpable por ser un violador en serie y homicida.

Al parecer las huelgas tuvieron inicio desde el pasado martes, cuando los reos comenzaron a exigir que se les cumpliera la sentencia de la Corte Constitucional, en la que se les da derecho al acceso a teléfonos celulares y conexión a internet; sumado a esto, también exigen la instalación de ventiladores debido a las insoportables temperaturas, autorización para visitas semanales y permitirles no portar el uniforme de prisión para ese día específico.

Entre las exigencias suenan algunas más llamativas, como que se les permita hacer una siesta de una hora después del almuerzo y que no los encadenen; también piden que el expendio tenga horas determinadas para permanecer abierto y no se limite el acceso a este.

No obstante, tal y como lo informó el delegado para asuntos penitenciarios, Ciro Pérez, la mayoría de las exigencias hechas por los reos no tiene posibilidad de aprobación, pues la prisión es autónoma en su reglamentación y manual de funciones, por lo que con la huelga no llegarán a nada a menos que acudan ante la justicia ordinaria. Fuentes consultadas: ElHeraldo y Blu Radio.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO